PREGUNTAS de SI y NO  (fragmento / en proceso)


¿Eres mujer?

Sí. 


¿Vives en México? 

Sí. 


¿Te sientes angustiada?

Sí.


¿Te sientes angustiada por la situación de violencia en el país?

Sí. 


¿Te sientes especialmente angustiada por ser mujer?

Sí. 


¿Tienes miedo?

Sí. 


¿Tienes miedo por ser mujer?

Sí. 


¿Sientes desesperanza al darte cuenta lo complicado de la situación y lo difícil que es pensar en articular un cambio real?

Sí. 


¿Sientes impotencia por no poder generar un cambio en tu vida y la de tus compañeras?

Sí. 


¿Te sientes paralizada?

Sí. 


¿Te provoca angustia leer las noticias?

Sí. 


¿Sientes que necesitas estar enterada de todas formas, que no puedes darte el lujo de no leerlas?

Sí. 


¿Hay días en los que te sientes mejor?

Sí. 


¿Tiene que ver con tu regla?

Sí y no. 


¿Has llegado a la conclusión de que la única manera de protegerte es desdibujarte?

Sí. 


¿Te angustia desdibujarte?

Sí. 


¿Te funciona desdibujarte?

Sí. 


¿Dirías que desdibujarte es un intento por pasar desapercibida?

Sí. 


¿Te interesa volver a trazar los contornos de tu persona?

Sí. 


¿Lo intentas?

Sí. 


¿Sientes que has tenido éxito en esto?

Sí y no. 


¿Te has dado cuenta que desdibujarte es una forma de borramiento?

Sí. 


¿Has reflexionado sobre las consecuencias de desdibujarte?

Sí. 


¿Has encontrado alguna otra salida para tu día a día?

No. 


¿Crees que un cambio es posible?

Sí y no. 


¿Haces el ejercicio de imaginar ese cambio?

Sí. 


¿Logras visualizarlo?

Sí y no. 


¿Sientes que la situación de violencia que vivimos en nuestro país afecta tu vida?

Sí. 


¿Sientes que la situación de violencia que vivimos en nuestro país afecta tu cuerpo?

Sí. 


¿Sientes que la situación de violencia que vivimos en nuestro país afecta tu salud?

Sí. 


¿Te preocupa las formas en que la violencia que vivimos en nuestro país afectan a tu cuerpo?

Sí. 


¿Tratas de encontrar maneras de desarticular esa violencia en tu cuerpo?

Sí. 


¿Lo logras?

Sí y no. 


¿Lo compartes con otras mujeres?

Sí. 


¿Con muchas?

No. 


¿Te da pena?

Sí. 


¿Sientes que van a creer que estás exagerando?

Sí. 


¿Lees libro sobre feminismos?

Sí. 


¿Te ayuda a sentirte mejor?

Sí. 


¿Te hace sentir acompañada?

Sí. 


¿Lees ficción?

Sí. 


¿Sientes que libera tu mente, aunque sea por momentos?

Sí. 


¿Dudas de ti misma?

Sí. 


¿Dudas de la utilidad de este cuestionario?

Sí y no. 


¿Sientes que te ayuda anímicamente poner por escrito tus angustias y preocupaciones?

Sí. 


¿Crees que te funciona?

Sí. 


¿Crees que le podría servir a alguien más?

Sí. 


¿Crees que tiene sentido hacer este tipo de cuestionarios?

Sí y no. 


¿Crees que nombrar tus miedos los hace más manejables?

Sí. 


¿Te empiezas a sentir un poco mejor?

Sí. 


¿Continuamos?

Sí. 


¿Tienes miedo de salir a la calle?

Sí. 


¿Tienes miedo de andar en transporte público?

Sí. 


¿Tienes miedo de manejar?

Sí. 


¿Has dejado de hacer cosas por miedo?

Sí. 


¿Muchas?

Sí. 


¿Más de 5?

Sí. 


¿Más de 10?

Sí. 

























































































































































































Mi hermana y yo inventamos un juego que llamamos "Preguntas de SÍ y NO". Cuando una de nosotras no quiere hablar, o lo que necesita decir es muy doloroso o complejo, la otra se convierte en la preguntante. A través de preguntas que solo puedan responderse con Sí o No, elabora el relato de eso que tanto nos cuesta decir.

La preguntante juega un rol esencial de escucha amorosa. Más que señalar o presentar una realidad externa, las "Preguntas de SÍ y NO" y sus respuestas nacen como una forma de cuidado, un gesto de acompañamiento afectivo en el proceso de entender cómo nuestros cuerpos son atravesados por las experiencias de violencia que vivimos. 



Using Format